El slow sex

2018-09-28

En un mundo frenético en el que parece que nos falten horas para llegar a todo, esto nos puede afectar incluso en la calidad de nuestra relaciones sexuales. Muchas veces vamos en busca de un orgasmo rápido sin detenernos demasiado en el camino de las percepciones sensoriales. Pero , en el sexo, el orgasmo no debería de ser el principal objetivo, sino la culminación de una buena sesión de sexo.

El slow sex hace referencia a practicar el sexo despacio, alargando los preliminares y retrasando el orgasmo.

Para practicarlo es importante que se retrase la penetración lo más posible, jugando con vuestros cuerpos, las caricias y los besos muchas veces los dejamos olvidados y reclaman su sitio en la relación sexual. Probad nuevas cosas, buscar sitios diferentes para practicar el sexo más allá de la cama. Ataduras, juguetes, tener lo ojos vendados... las posibilidades en el sexo son infinitas.

Podéis hablar de vuestras fantasías, de que os gustaría hacer o que os hicieran o jugar con aceites, hielo. Aquí lo importante es que estéis cómodos y disfrutéis sin prisas. El sexo en la pareja es una forma de comunicación no lo olvidéis nunca.

Finalmente, cuando llevéis un buen rato con los preliminares, podéis pasar al coito, o no. Esa es vuestra decisión.