Claves para  saber si has alcanzado la zona de confort en tu relación de pareja

2018-04-06


Cuando comenzamos una relación, las dos partes se esfuerzan por mostrar la parte más atractiva de sí mismos, pero a medida que avanza la relación y la pareja se va conociendo con más profundidad, el verdadero yo de cada uno empieza a emerger.

Para algunas personas, llegar a este punto puede ser un descubrimiento desagradable, pero para otros esto supone empezar a vivir la relación de una forma más auténtica. Una vez hemos llegado aquí, nos encontramos con la zona de confort.

Esto de la zona de confort puede sonar a aburrido, gris y monótono, pero si se sabe manejar bien, se puede disfrutar mucho con esos momentos de confianza en los que te sientes cómodo/a y seguro/a con tu pareja. De hecho, si nos llegáis a esta zona es difícil que se pueda valorar aspectos fundamentales de la relación y que se puedan tomar decisiones importantes para el futuro de ambos.

Para saber si habéis llegado a esta zona hay algunas señales clave como:

Ø Permitir que tu pareja te vea sin arreglar

Ø Permitir que te vea cuando estas enferma/o

Ø No cerrar la puerta cuando vas al baño

Ø Poder hablar de asuntos tan delicados como el mal olor corporal ("te huelen los pies o la boca")

Ø Llorar en presencia de la otra persona

Son temas para los que se necesita mucha confianza, tanto para decirlo/hacerlo como para oírlo/verlo sin ofenderse.

Otras cuestiones como hablar sobre el punto de vista sobre el matrimonio o los hijos o hablar de relaciones anteriores con libertad son también signos de que la relación va bien.

Entrar en la zona de confort entonces será indicativo de que la relación durará mucho tiempo.

¿Tú qué opinas? ¿Sientes que estas en este punto de relación con tu pareja?